SALUDOS, LECTORES...

Saludos, amigos, lectores y voyeurs, y bienvenidos a este blog.


Si quieres echar un vistazo a mis libros, haz clic aquí.

viernes, 25 de diciembre de 2015

Dios con minúscula (II)

A modo de felicitación navideña, reproduzco una carta al director que apareció ayer en La Rioja y El Diario Montañés. Mis lectores más avezados se darán cuenta de que publiqué una idea parecida el año pasado en este blog, pero esta versión está reescrita. En cualquier caso, lo que se dice en estas fiestas no es nunca excesivamente original, ¿verdad? Bueno, las imágenes sí lo son.



DIOS CON MINÚSCULA

En los últimos años viene extendiéndose entre escritores, periodistas y personas que consideraríamos cultas, la práctica de escribir el nombre de Dios con minúscula. Aunque la RAE sigue manteniendo que “se escribirá con mayúscula inicial … cuando se emplea como nombre propio, de carácter  antonomástico, para designar al ser supremo de una religión monoteísta” (4.2.4.2.), los casos que comento no parecen de incultura ortográfica, sino más bien de una curiosa profesión pública de ateísmo, impiedad o acaso amonoteísmo. Así, quienes no le niegan a Thor o a Minerva su mayúscula, aunque no crean en ellos, se la niegan a la divinidad de la tradición judeocristiana en la que se han educado.
Pero hoy, en la cercanía de la Navidad, buscando nuevas palabras para expresar lo de siempre, he reparado en que la clave del misterio que celebramos es precisamente que Dios se ha querido escribir a sí mismo con minúscula. En esto, también, se ha adelantado a los que no le quieren, o no admiten que exista. Ese bebé minúsculo, que nace en una cuadra que estaría bastante más mugrienta de lo que nos muestran los pulcros belenes, viene a acoger a todos, incluso a ellos, entre sus brazos minúsculos.
            Feliz Navidad a todos los lectores.

domingo, 13 de diciembre de 2015

CRISTINA GRANDE AMADRINA FÁBULA 37

Mañana lunes presentamos el número 37 de Fábula en el campus universitario riojano. La invitada será Cristina Grande, escritora y fotógrafa, que hablará del microrrelato en su charla titulada, escuetamente, "Lo breve". Será este lunes 14 de diciembre, a las 19.15 horas, en la Sala de Grados del Edificio Quintiliano de la Universidad de La Rioja.


Cristina Grande ha publicado dos libros de relatos, La novia parapente (Ed. Xordica) y Dirección noche (Ed. Xordica), con el que fue finalista del Premio Setenil 2006; y una novela, Naturaleza infiel (2010, Ed. RBA), que ha cosechado elogios de la crítica.
Esta tercera obra se tradujo a varias lenguas y su autora fue nombrada Nuevo Talento Fnac. Cristina Grande también ha participado en numerosas obras colectivas como Zaragoza de la Z a la A, Los Monegros, El reino de las luces, Éxitos secretos, Canfranc o Elegías íntimas: Instantáneas de cineastas. Ha sido antologada en Mar de pirañas. Nuevas voces del microrrelato español (Ed. Fernando Valls), Menoscuarto, 2012.
           En la actualidad Cristina Grande trabaja en un libro que, en sus propias palabras, es "una mezcla de epistolario, diario, y memorias en el que mi interlocutor -ausente- es Javier Tomeo".
 

sábado, 5 de diciembre de 2015

ASUR cumple veinte años


Un día como hoy hace veinte años fundamos la asociación Ayuda Social Universitaria de La Rioja (ASUR). Ha llovido mucho desde entonces, varias personas me han acompañado en este trayecto, y hemos tenido que afrontar algunas dificultades (como es natural), pero seguimos adelante y con nuevos proyectos de voluntariado. En estas dos décadas hemos animado a centenares de estudiantes de la Universidad de La Rioja a compartir su tiempo con otras personas que necesiten su compañía.

Adjunto el reportaje que nos dedicaron en TVR, y el vínculo de la información aparecida en la página de la Universidad.


miércoles, 2 de diciembre de 2015

Las ínfulas del novelista

Reproduzco la entrevista que me hizo Juan Antonio Sandoval para el diario El Mundo (edición Cantabria) con ocasión de la presentación en Santander de mi último poemario, Nada personal. Supongo que ese tipo estilizado de la foto soy yo, y que las palabras del titular son mías, pero lo cierto es que disfruté conversando con el reportero. No sé si quedarán muchos periodistas culturales que entrevisten sin prisa tomando un café y entendiendo de literatura.